PREM A/B MASC 10/11: Resumen temporada 2019-20

Tras un excelente primer año compitiendo en categoría mixta, comenzaba la temporada 2019/20 con dudas. Si bien la mayoría de jugadores serían de segundo año, el no conocer el nivel existente en categoría masculina y sobre todo, la corta plantilla al separar niños y niñas nos hacía desconocer el nivel en el que podría competir el equipo.

Arrancaban los entrenamientos en octubre con siete jugadores y «una duda» en la plantilla. Parte del equipo se animaba a participar en la competición de 3×3 BBK UP en el Bilbao Arena, obteniendo un magnífico resultado al llegar imbatidos a la final. Esto junto con una última incorporación al equipo, hacía afrontar con optimismo el comienzo de la competición oficial, que en categoría premini se retrasaba hasta mediados de noviembre,.

Para la primera parte de la temporada, de partidos 3×3, se acaba en el único grupo con cuatro equipos (siendo el resto de 3) lo que, aunque hacía más difícil la clasificación entre los dos primeros, permitía jugar más partidos y no tener jornadas de descanso.

Esta primera fase se supera con gran solvencia, ganando los 24 mini partidillos disputados. Los «veteranos» que cumplen su cuarto año en el club acogen perfectamente a los «rookies» que entrenamiento a entrenamiento van mejorando su juego.

En Navidad, todos los jugadores se animaron a participar en el torneo de Navidad que la Federación Vizcaína organiza en el PIN, por lo que se acudió con dos equipos. Todos disfrutaron del torneo, unos disputando minutos importantes y aprendiendo a tomar la responsabilidad y los más veteranos obtuvieron un tercer puesto en una final de consolación oficiosa.

Y así se llegó a la segunda fase de la temporada, la esperada competición 5×5. El equipo se enfrentó a múltiples retos: disputar partidos con sólo 6 jugadores, enfrentarse a equipos con muchos más cambios, equipos con mejor físico, campos demasiado grandes, su primer partido al aire libre bajo la lluvia, … superando todos con ánimo, compañerismo y sin regatear esfuerzos.

Mejorando semana a semana, el trabajo en los entrenamientos se veía reflejado en los resultados de los partidos, que comenzaron siendo victorias holgadas y acabaron cerrando actas antes de llegar al descanso. El juego del equipo se basa en una alta capacidad de anotación y transiciones rápidas aunque poco a poco han ido mejorando la defensa y el juego estático.

En el momento de suspensión de la temporada, el equipo se encontraba en una cómoda primera posición con dos victorias de ventaja sobre el segundo clasificado a falta de un partido para terminar la primera vuelta.

Con todo el equipo comprometido a seguir la próxima temporada, forman un bloque con muy buen ambiente y pasión por el juego, valores que deberán ayudar a superar el corte en la progresión que estaban llevando y la inexperiencia en el cambio a categoría mini.